SISTEMA VIRTUAL DE BIOPSIA POR SONDA ES ¨CASI PERFECTO¨ EN LA DETECCION DE POLIPOS PRECANCEROSOS DURANTE LA COLONOSCOPIA
Según investigadores de Mayo Clinic.
JACKSONVILLE, Florida — La nueva generación de “biopsias virtuales” de las sondas de la colonoscopía que se están probando en el campus de la Clínica Mayo en Jacksonville, Florida, demuestran que pronto podría ser posible utilizar estos dispositivos para determinar si un pólipo es benigno y no removerlo para realizar una biopsia. Actualmente, todos los pólipos de colon son extraídos durante una colonoscopía y se envían al patólogo para su examen, lo que agrega tiempo, gastos y un cierto riesgo quirúrgico, en el procedimiento.

En la edición de marzo de Gastroenterology, los investigadores reportaron que el más avanzado de estos dos dispositivos, la sonda basada en Láser Confocal Endomicroscopía (pCLE – probe-based Confocal Laser Endomicroscopy), es mucho más precisa que la cromoendoscopía virtual, también conocida como la imagen de banda estrecha (narrow-band imaging). El pCLE – una herramienta de imagen de sólo un dieciseisavo de pulgada de diámetro – puede magnificar un pólipo en un factor de 1.000 para detectar cambios potencialmente peligrosos, incluso en las células individuales, como la ampliación de los núcleos. La imagen de banda limitada usa luz azul para mejorar una imagen.

Los investigadores encontraron que pCLE fue 91% exacto en detectar pólipos precancerosos y la imagen de banda limitada fue de 77% de precisión, cuando se compararon los resultados de las biopsias.

“Estamos acercándonos a donde queremos llegar, que es el 100% de exactitud”, dice el autor senior del estudio, Michael Wallace, M.D., M.P.H., profesor de medicina en el Colegio de Medicina, de la Clínica Mayo en Florida. “En un futuro cercano seremos capaces de utilizar estas sondas para realizar una biopsia virtual a un pólipo, removiendo sólo aquellos que puedan convertirse en cancerosos”.

La mitad de los pólipos que se remueven actualmente durante una colonoscopía son benignos, dice el Dr. Wallace.

Ambos métodos probados por el Dr. Wallace y su equipo, están siendo utilizados en algunas instituciones como la Clínica Mayo para observar el área donde un pólipo ha sido removido, para asegurarse que no quedan células precancerosas en los bordes quirúrgicos. Esto puede determinarse mirando los cambios de color y tamaño de la célula, cómo se ve el núcleo, y si las células están hacinadas producto de un crecimiento anormal.

En este estudio los investigadores realizaron una colonoscopía estándar a 75 pacientes, y durante el procedimiento utilizaron imágenes de banda estrecha, así como pCLE para determinar el riesgo de cáncer en los pólipos. En total, 119 pólipos fueron removidos de los pacientes y se enviaron al patólogo para su análisis. De estos, 81 fueron precancerosos y 38 benignos. Ambos métodos son igualmente específicos, lo que significa que tenían la misma capacidad para detectar pólipos benignos, pero el sistema pCLE fue mucho más sensible en la detección de pólipos precancerosos.

El Dr. Wallace continúa poniendo a prueba el sistema de pCLE en la colonoscopía, y también está investigando su uso en la enfermedad inflamatoria intestinal y el esófago de Barrett. Los pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal requieren biopsias frecuentes de su colon para monitorear el posible desarrollo de cáncer de colon, y la sonda puede ser capaz de eliminar muchas de estas biopsias, dice. “Un paciente con esta condición usualmente necesita 42 biopsias de su colon durante un sola revisión, pero solo una de cada 1.000 biopsias muestran cambios precancerosos”, dice. “Tenemos un estudio clínico en camino usando pCLE que sugiere que podremos ser capaces de reducir sustancialmente la necesidad de estas biopsias”.

Similarmente, los datos del Dr. Wallace muestran que el sistema de sonda podría reducir las biopsias en el esófago de Barrett, una condición potencialmente precancerosa en la cual el tejido que recubre el esófago es reemplazado por tejido que es similar a la mucosa del intestino. Para descartar el desarrollo del cáncer, los médicos normalmente realizan una biopsia cada cuatro pulgadas del esófago en pacientes con esófago de Barrett. “Creemos que el sistema de sonda permitirá realizar biopsias virtuales que son igual de valiosas”, dice el Dr. Wallace.

El estudio fue financiado por un premio de investigación de la Sociedad Americana de Endoscopía Gastrointestinal. El Dr. Wallace recibe una beca de soporte para investigación de Mauna Kea Technologies.

Para más información acerca de los chequeos para detección de pólipos en el colon o los tratamientos para el cáncer de colon en la Clínica Mayo en Jacksonville, Florida, llamar al departamento de Servicios Internacionales al teléfono (904) 953-7000 o enviar un e-mail a intl.mcj@mayo.edu.

Acerca de Mayo Clinic


La Clínica Mayo es el primer y más grande grupo de medicina integrada del mundo. Médicos de todas las especialidades trabajan juntos para cuidar a los pacientes, unidos por sistemas comunes y por una filosofía: “las necesidades del paciente son lo primero”. Más de 3.300 médicos, científicos e investigadores y un equipo de apoyo de 46.000 profesionales de la salud trabajan en la Clínica Mayo, institución que tiene unidades en Rochester, Minnesota; Jacksonville, Florida; y Scottsdale/Phoenix, Arizona. Juntas, estas tres unidades tratan a más de medio millón de personas cada año.

Para obtener noticias relativas a la Clínica Mayo, por favor visite www.mayoclinic.org/news/. MayoClinic.com
(
www.mayoclinic.com) está disponible como fuente para sus historias de salud.

Más artículos

El mensaje es de dos

El derecho a la libre expresión es un recurso del que podemos hacer uso gracias al paso del tiempo y

El mal timing

A través de los años aprendemos el valor que tienen nuestras palabras.  La vida nos enseña que debemos ser cuidadosos