ADOCEM REAFIRMA OPOSICIÓN A IMPORTACIÓN IRREGULAR CEMENTO PROCEDENTE DE JAMAICA

Santo Domingo. La Asociación Dominicana de Productores de Cemento Portland (ADOCEM) reafirmó este viernes su oposición a la importación irregular del cemento procedente de Jamaica.

Así se informó en un comunicado de prensa dado a conocer públicamente y el cual se cita a continuación:

La Asociación Dominicana de Productores de Cemento Portland (ADOCEM), como representante de la industria nacional del cemento, considera necesario presentar ante la opinión pública los hechos en relación al proceso que se sigue ante la importación irregular de cemento de Jamaica.

La empresa Caribbean Cement Company Limited (Carib Cement) sus representantes comerciales en el país y la Dirección General de Normas y Sistemas (DIGENOR) han tenido un comportamiento deshonesto, poco transparente y violatorio de las leyes dominicanas.

Desde el año 2006, la industria dominicana del cemento ha estado exportando a Jamaica, a petición del mismo gobierno de ese país para satisfacer las necesidades de cemento en ese país, logrando posicionarse como un proveedor confiable y cumpliendo con todas las normativas y leyes que exige esa nación.

Sin embargo, el 15 de febrero del 2010 Jamaica interpone una querella antidumping en contra de la República Dominicana producto de una demanda de parte de Carib Cement en contra de las exportaciones del cemento dominicano, alegando supuestos perjuicios a su mercado. Esta demanda es la número cinco que habían sometido en contra de países que como el nuestro exportan cemento a su mercado (China, Tailandia, Indonesia, EEUU), lo que es a todas luces una acción deliberada con el objetivo de obstruir la libre entrada de otros productores a su país. Todo esto, a pesar de que Carib Cement no podía suplir con cantidad, ni calidad, su mercado en ese momento.

Cabe destacar que Carib Cement, única productora de cemento de Jamaica, apenas 3 años atrás había enfrentado en su país, problemas de calidad al suplir el mercado con cemento irregular. Acorde a artículos de prensa de Jamaica el producto fue forzosamente retirado por ellos mismos, generando un desabastecimiento del mercado, cuantiosas pérdidas económicas y pérdida de empleos, viéndose el Estado obligado a recurrir a otros países, entre ellos República Dominicana, para evitar el descalabro de la industria de la construcción de esa nación.

El 19 de marzo del 2010 llega al país, por el Puerto de Boca Chica, el primer cargamento de la empresa Carib Cement, en el Buque Laura II con 2500 toneladas de cemento. En esta ocasión se valen de una empresa de dudosa procedencia, “Materiales de Construcción El Jobo S.A.”, constituida por un grupo de personas quienes al ser consultados desconocían haber conformado esta o alguna Sociedad Comercial para la venta y distribución de materiales de construcción según se especifica en el registro mercantil.

El producto de este embarque fue declarado en Aduanas con un valor de US$ 50.00 por tonelada (CIF, costo y flete incluido) equivalente aproximadamente a RD$ 80.00 pesos por funda, subvaluando de ese modo el producto y por ende evadiendo el pago total de los impuestos correspondientes.

En fecha 31 de agosto del 2010, después de una visita a Jamaica el Director de DIGENOR convoca al Comité Técnico, que administra el reglamento RTD 178 que regula el cemento, del cual ADOCEM forma parte, para requerirles el inicio de un proceso de modificación de esta norma con el objetivo explícito de eliminar los requisitos de seguridad y garantía de dicha norma, en perjuicio de los consumidores locales. A los miembros de dicho Comité Técnico nos generó suspicacia esta inexplicable propuesta.

El reglamento RTD 178 fue producto de un consensuado ejercicio de revisión que se extendió por varios años, logrando su aprobación bajo la coordinación de la misma DIGENOR y con la participación de todos los actores que intervenimos en el sector, incluyendo el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones y la Dirección General de Protección de los Derechos del Consumidor, entre otros tantos. Por su exactitud y contenido es uno de los mejores de la región tal cual reconoce el propio Director de esa institución en su desplegado del día de ayer.

En fecha 25 de abril de este año llegó un nuevo cargamento de cemento de la empresa Carib Cement, en el mismo buque Laura II nuevamente al Puerto de Boca Chica, cargado con 2499 toneladas de cemento. En esta ocasión es otra empresa la que ejerce como importadora DOCEMCA S.R.L. (Docemca) a favor de la cual DIGENOR emitió certificaciones irregulares de conformidad sin hacer las pruebas correspondientes y además señaló la competencia del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones de igualmente comprobar las especificaciones técnicas, de calidad y resistencia como lo establece nuestra regulación en el artículo 9 antes de que el producto fuera a ser comercializado. Docemca intentó comercializar el producto ignorando este mandato.

De igual modo, DIGENOR otorgó el sello de calidad a este producto sin que el mismo fuera aprobado por el Comité Nacional de Normas y Sistemas, como lo establece la ley 602, que crea la misma institución y en conocimiento de esto, emitió irregularmente la certificación de conformidad sin dar la voz de alerta ante esta violación.

Por tal razón la Dirección del Instituto Nacional de Protección de los Derechos del Consumidor (Pro-Consumidor), el día 28 de abril del presente año, emite la resolución que autoriza el retiro inmediato del mercado de este producto hasta tanto no se complete el proceso reglamentario.

Nuestro sector apoya incondicionalmente las disposiciones de Pro-Consumidor, cuya firmeza y efectividad hablan positivamente de una entidad estatal atenta a defender los intereses de los consumidores nacionales ante hechos de incumplimiento de las leyes.
ADOCEM reconoce y apoya el derecho que tiene el Estado Dominicano de propiciar la libre competencia y la apertura de mercados. Ahora bien, la libre competencia jamás puede ser ejercida en franca violación a las leyes, elemento fundamental del comercio internacional.

Nuestro sector ha confiado siempre en la estabilidad económica y jurídica de la República Dominicana para desarrollar nuestras inversiones de fuente local y extranjera, generando miles de empleos y divisas al país.

Por todo lo antes expuesto ADOCEM se vio obligado a ejercer su derecho y someter el pasado 6 de mayo un Procedimiento Disciplinario contra el Dr. Julio Santana Director de DIGENOR, ante el Ministerio de Industria y Comercio como entidad adscrita a esta institución.

ADOCEM seguirá defendiendo los derechos de sus asociados confiando en que quienes velan por el cumplimiento del marco jurídico y regulan las actividades comerciales aplicarán una política íntegra y de adecuado respeto a las leyes.

Más artículos

El mensaje es de dos

El derecho a la libre expresión es un recurso del que podemos hacer uso gracias al paso del tiempo y

El mal timing

A través de los años aprendemos el valor que tienen nuestras palabras.  La vida nos enseña que debemos ser cuidadosos