CANADÁ ABANDONA SUS PLANES DE AUMENTAR ADVERTENCIAS SANITARIAS EN CAJETILLAS DE CIGARRILLOS
Enfocará sus esfuerzos a partir de ahora en la lucha contra el contrabando de cigarrillos, un grave problema que afecta a la sociedad canadiense.

Ottawa.- Después de más de seis años de estudio, evaluación y grupos de enfoque; el Gobierno Federal Canadiense ha detenido su plan de aumentar las advertencias sanitarias en cigarrillos, el cual requeriría a las compañías de tabaco actualizar las advertencias sanitarias en los lados de los paquetes de cigarrillos con imágenes más grandes y grotescas cubriendo el 90% del empaque.

El Departamento de Salud de Canadá indicó a los representantes de provincias y territorios que asistieron a una reunión a puertas cerradas en Newfoundland hace dos semanas, que su estrategia de prevención de consumo de tabaco se concentrará ahora en los problemas de contrabando de cigarrillos, un problema que ha estado resaltando la industria del cigarrillo y que ha crecido alarmantemente en los últimos años.

El movimiento sorprendió a los representantes de las provincias, las cuales han estado buscando el establecimiento de una línea libre gratuita que ayude a los fumadores a dejar de fumar. El número de esa línea abierta iba a ser incorporado al nuevo diseño de empaque.

Eric Gagnon, un vocero de la compañía de cigarrillos Imperial Tobacco, dijo que esa compañía cree que las advertencias sanitarias existentes son suficientes para transmitir los riesgos de salud asociados con fumar. “Todo el mundo está de acuerdo que el mayor problema relacionado con el tabaco es el contrabando”, dijo el señor Gagnon.

JTI-Mc Donald, otra compañía de cigarrillos, también dijo que la prioridad del Gobierno ahora mismo debería ser resolver el enorme problema de los cigarrillos ilegales.

Los grupos de cabildeo anti-tabaco no apoyaron esta medida, y dijeron creer que el Gobierno le tiene miedo de las grandes compañías de cigarrillos. “No está claro porque el Gobierno no puede seguir los contrabandistas de tabaco al mismo tiempo que actualiza las advertencias sanitarias”, expresaron varias organizaciones en contra del tabaco.

Nuevas estadísticas publicadas el lunes por el Gobierno Federal muestran que pocos canadienses están dejando de fumar. Entre 1999 y 2005, el número de fumadores sobre la edad de 15 años cayó del 25 por ciento al 19 por ciento, representando una reducción de un 6 por ciento. Sin embargo, entre el 2005 y 2009, esta cifra sólo se redujo un por ciento.

Más artículos

El mensaje es de dos

El derecho a la libre expresión es un recurso del que podemos hacer uso gracias al paso del tiempo y

El mal timing

A través de los años aprendemos el valor que tienen nuestras palabras.  La vida nos enseña que debemos ser cuidadosos