Clínica de la Nariz y los Senos Nasales en Mayo Clinic ofrece soluciones para problemas prolongados de congestión y sinusitis

JACKSONVILLE, Florida. Marzo del 2013 – Más de 30 millones de americanos tienen episodios de alergias nasales o sinusitis cada año. Síntomas vagos como congestión y presión facial pueden ser atribuidos a varios problemas y frecuentemente inducen a automedicación innecesaria. Los médicos de la  Clínica Mayo de Jacksonville, Florida, dicen que definir la causa de los síntomas es el primer paso para ayudar a los pacientes a respirar con más facilidad.

 La Clínica Mayo ha combinado la experiencia de los inmunólogos (alergia) y especialistas en oído, nariz y garganta  (ENT– ear, nose, throat) –  en una Clínica de Sinusitis que busca tratar el sistema respiratorio completo de la persona, incluyendo problemas en la nariz (rinitis) y problemas en los senos nasales (sinusitis) para proveer respuestas precisas a los problemas prolongados.

“El concepto es mirar el problema como parte de una dolencia de vías respiratorias, lo que significa que vemos al individuo como parte de un todo y no sólo en secciones  dice Juan Carlos Guarderas, M.D.,  un especialista en alergias en la Clínica Mayo y miembro de la nueva Clínica de Sinusitis. Agrega que algunos pacientes que tienen problemas en los senos nasales pueden también tener problemas en los pulmones, por lo que un diagnóstico adecuado es el primer paso para prevenir complicaciones.

“Obtener un diagnóstico preciso es muy importante antes de proceder con  el tratamiento”, dice William Bolger, M.D.,  un especialista ENT de la Clínica Mayo que se focaliza en condiciones nasales.

“Los síntomas pueden ser parecidos si tienes alergias, infecciones o pólipos nasales. La persona puede tener sólo dificultades para respirar por la nariz, por lo que encontrar la causa del síntoma es muy importante”, dice el Dr. Bolger.

“La gente piensa que todos tienen alergias-especialmente alergia al polen y polvo –y que no hay nada que uno pueda hacer”, dice el Dr. Guarderas. “En realidad, una de las cosas buenas de tratar la nariz y los senos nasales es que podemos hacer mucho acerca de los síntomas y las limitaciones que estas enfermedades producen”.

Agrega que causas diferentes, incluyendo alergias y resfriado común, pueden causar sinusitis. “Alrededor del 25% de la población tiene algún grado de enfermedad alérgica, sea leve, moderada o severa”, dice el Dr. Guarderas. “Entonces, tratar o descartar un caso de alergia es un primer paso importante”, afirma.

El Dr. Guarderas pide cautela frente a los autodiagnósticos, porque muchas personas atribuyen la presión nasal o dolor facial a infección por sinusitis o una respuesta alérgica y comienzan a tomar medicamentos de venta libre sin saber la verdadera causa de sus síntomas.

“Existe evidencia de que la calidad de vida de los pacientes que tienen enfermedad nasal o sinusitis es pobre”, agrega el Dr. Guarderas, observando que hay distintos tipos de la sinusitis. “Por eso, un buen diagnóstico ayuda a proveer una terapia adecuada y prevenir tratamientos excesivos o innecesarios, y ese es un beneficio importante que podemos entregar en la Clínica Mayo a través del uso de este acercamiento en equipo”.

Además de los medicamentos, una endoscopía- o visualizar las cavidades de los senos nasales con una pequeña cámara llamada endoscopio- puede ser usada para diagnosticar y tratar problemas nasales o de sinusitis. Nuevos procedimientos mínimamente invasivos para alcanzar los senos nasales ofrecen respuestas a muchos pacientes.

“Las personas que vienen después de probar con medicamentos pueden encontrar que la endoscopía ayuda a determinar la naturaleza de su problema y así encontrar un tratamiento más a su medida- por ejemplo, en el caso de una infección bacterial que es resistente a ciertos antibióticos, podemos recoger una muestra de la infección usando el endoscopio, hacer un cultivo en el laboratorio de microbiología, testearla contra diversos antibióticos y determinar el antibiótico que probablemente acabará con la infección, -de esta manera ayudaremos al paciente a prevenir una cirugía, sólo tratando con un medicamento diferente”, explica el Dr. Bolger.

En las últimas dos décadas  innovaciones en instrumentos e imágenes han ayudado a mejorar la cirugía nasosinusal en pacientes. Por ejemplo, el Dr. Bolger explica que los cirujanos enfrentan un desafío durante la cirugía de senos nasales debido a la variación de la anatomía de estos en cada paciente- Ahora, un mapa de los senos nasales de un paciente se puede obtener a través de una tomografía computarizada y ser usada para guiar la cirugía, incrementado potencialmente la seguridad.

Para más información acerca de los tratamientos para las alergias, sinusitis y otras condiciones de las vías respiratorias disponibles en la Clínica Mayo en Jacksonville, Florida, llamar al departamento de Servicios Internacionales al teléfono (904) 953-7000 o enviar un email a intl.mcj@mayo.edu

Más artículos

El mensaje es de dos

El derecho a la libre expresión es un recurso del que podemos hacer uso gracias al paso del tiempo y

El mal timing

A través de los años aprendemos el valor que tienen nuestras palabras.  La vida nos enseña que debemos ser cuidadosos