Cosecheros de Tabaco Rubio piden clemencia al Presidente de la República Dominicana

“Este nuevo impuesto a la industria hará que nosotros perdamos la forma de ganarnos la vida”, recalcó uno de los cosecheros

Los cosecheros de tabaco rubio ubicados en las principales provincias de la Línea Noroeste resaltan que el impuesto a la industria del cigarrillo tendrá un efecto devastador en el campo dominicano y los más de 7,500 empleos que generó en el 2011 este rubro.

A lo largo de las últimas semanas, los cosecheros de tabaco rubio enviaron cartas a los distintos representantes del Poder Ejecutivo y del Congreso, hecho apariciones en distintos medios de comunicación tanto en Santiago como en la capital, se han reunido con senadores y diputados de sus respectivas provincias, han asistido y participado en la propuesta de la industria frente a la comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, han relatado su realidad ante la Comisión Bicameral que evalúa esta reforma. Este jueves acuden a los medios para solicitarle al Primer Mandatario que los tome en cuenta.

Juan Taveras, cosechero de tabaco rubio desde hace más de 40 años  resalta que “el cultivo de tabaco rubio es parte de nuestra historia, le pedimos clemencia al señor presidente y que nos tome en consideración para no condenar a que el campo dominicano caiga al olvido”.

El cosechero de tabaco rubio sufrió un gran impacto en el 2007 cuando se estableció un importante ajuste fiscal a la industria del cigarrillo, que luego tuvo que ser reajustada por el abrupto nivel al que se le aumentó a la industria. El impacto ya era irreversible y en los años posteriores se obligó la reducción de tareas sembradas, eliminado cientos de trabajos. Tardó más de 4 años para que las tareas sembradas volvieran a llegar a los niveles que tuvo en el 2006.

“Este nuevo impuesto a la industria hará que nosotros perdamos la forma de ganarnos la vida” concluyó diciendo el Sr. Taveras.

“De la siembra del tabaco rubio nosotros podemos hacer vida. Nuestros familiares comen, visten y estudian de esta siembra” dice Griselda Valle representante de los cosecheros de tabaco Burley en la mesa directiva del INTABACO. “Nuestras comunidades florecen cuando inicia la cosecha cada año, toda la comunidad la espera con ansias”, concluyo diciendo.

El tabaco rubio dominicano se cosecha en la República Dominicana desde el 1969. El uso es casi exclusivo para la industria del cigarrillo y hoy es comprado en su totalidad por la Philip Morris Dominicana, empresa dominicana que además de generar productividad, empleos e impuestos para el estado, también contribuye mediante exportaciones a más de 14 mercados.

 

Más artículos

El mensaje es de dos

El derecho a la libre expresión es un recurso del que podemos hacer uso gracias al paso del tiempo y

El mal timing

A través de los años aprendemos el valor que tienen nuestras palabras.  La vida nos enseña que debemos ser cuidadosos