El 2012: protagonista o simple espectador
La decisión es nuestra: ser protagonista o simple espectador

Estamos en diciembre.  Y en adición a los festejos de navidad, la época es propicia para crear la lista de nuevas intenciones, tanto personales como profesionales.  Es una costumbre para muchos comprometerse a hacer las cosas diferentes en el año nuevo que entra, lo que nos proporciona energía y motivación para enfrentar el futuro.

Está comprobado estadísticamente, que son pocos los que mantienen el compromiso de trabajar las metas hasta alcanzarlas.  La cotidianidad y ocupaciones nos arropan y vamos perdiendo el entusiasmo con que iniciamos el año. Es así como nuestras metas comienzan a esfumarse con el viento, siendo abandonadas durante 11 meses, volviendo a convertirse en prioridades al finalizar nuevamente el año.

Se estima que el ser humano promedio llega a la edad de 82 años, equivalentes a unos 30,000 días de vida.  Si lo analizamos desde este punto de vista, tenemos poco tiempo y cada día cuenta, de ahí que debemos tratar de hacer lo mejor de cada día.  Además que no sabemos nunca si este día que vivimos hoy, será nuestro último.

El año 2012 está cargado de incertidumbre no solo a nivel global sino en el plano local.  Con una economía en receso y un proceso electoral a mediados de año, el futuro, que es impredecible, se visualiza con neblina.

Sin embargo, el 2012 presenta la excelente oportunidad de hacer el CAMBIO, cumplir todos esos anhelos y sueños que han quedado rezagados en el recuerdo y llevarlos a la realidad.

Ahora bien, no podemos esperar resultados diferentes, haciendo las cosas de la manera en que la hemos hecho hasta ahoraSeth Godin afirma que “lo único que cambiaría las cosas es cambiar las cosas”.

El estatus quo no es una opción, necesitamos implementar cambios radicales en nuestras vidas y maneras de hacer negocios. Relacionándonos con este planteamiento, lo ideal es hacernos las siguientes interrogantes:

  1. Qué cambios radicales hemos implementado en nuestra empresa en los últimos años?
  2. Es nuestra manera de hacer negocios la misma que hemos utilizado en los últimos años?
  3. Qué productos o servicios nuevos hemos lanzado?
  4. Qué cambio radical debo hacer para enfrentar los desafíos que se avecinan?

El CAMBIO es lo que hacemos de él.  El CAMBIO es parte de la dinámica de éxito de cualquier negocio o empresa.  Es la capacidad de innovar y renacer para sobrevivir.  CAMBIO es lo que motoriza esta innovación e inyecta la energía de la curiosidad y creatividad de manera que podamos ver el futuro incierto con positivismo, con la esperanza de obtener los resultados deseados.

Haz el compromiso hoy de que harás los CAMBIOS que necesitas para 2012.  Sabemos que siempre habrá resistencia, pero a veces por más difícil que sean las tareas a implementar, debemos tratar de llevarlas a cabo.

El CAMBIO es permanente y es ahora.  Está en nuestras manos decidir si somos protagonistas o simples espectadores.  Está en ti decidir!!!

Más artículos

El mensaje es de dos

El derecho a la libre expresión es un recurso del que podemos hacer uso gracias al paso del tiempo y

El mal timing

A través de los años aprendemos el valor que tienen nuestras palabras.  La vida nos enseña que debemos ser cuidadosos