Fundación Sinfonía, Barenboim y Beethoven
«…La música es una parte indispensable de la cultura humana universal. Aquellos que no poseen conocimientos musicales tienen un desarrollo intelectual imperfecto. Sin música no existe hombre completo integral…» Zoltán Kodály

Al igual que el pensamiento de Kodály, la Fundación Sinfonía nació por iniciativa de un grupo de amantes de la música con miras a colaborar con la consolidación y proyección de la música clásica y la Orquesta Sinfónica Nacional de la República Dominicana.

La exitosa gestión de la Fundación Sinfonía ha enriquecido la vida musical de la nación, invitando solistas, directores y artistas de fama internacional, quienes alternan con los más distinguidos músicos y artistas clásicos nacionales, una meta que alcanza su cima cada dos años con el Festival Musical de Santo Domingo.

La Fundación Sinfonía ha sentado las bases para la proyección de la educación musical en el país, haciendo uno de los aportes más significativos al mundo de la música y la cultura nacional con la celebración de más de siete ediciones del FMSD, los cuales han alcanzado un éxito sin precedentes al conjugar la presentación de artistas de talla internacional, programaciones de gran variedad y buen gusto, una acertada dirección artística y la convocatoria más masiva jamás lograda en conciertos y presentaciones clásicas.

El más reciente éxito de la Fundación Sinfonía fue la presentación del prestigioso director de orquesta argentino Daniel Barenboim, quien de manera majestuosa nos acercó a la vigorosa obra de Beethoven, de la mano de los jóvenes músicos de la West-Eastern Divan. “Todo Beethoven logró cautivar, sin pausas, la atención de los presentes en la Sala del Teatro Eduardo Brito, donde suspiros, asombros acompañaron extensas ovaciones.

MG Public Relations se enorgullece una vez más de acompañar a Fundación Sinfonía en la travesía musical que durante estos cuatro años ha brindado a los dominicanos.

Más artículos

El mensaje es de dos

El derecho a la libre expresión es un recurso del que podemos hacer uso gracias al paso del tiempo y

El mal timing

A través de los años aprendemos el valor que tienen nuestras palabras.  La vida nos enseña que debemos ser cuidadosos