Los 10 errores más comunes en gestión de crisis

Más vale prevenir que lamentar, dice el refrán, sin embargo muchas veces las organizaciones y sus directivos hacen caso omiso de señales  claras que a todas luces alertan de la llegada de una gran tormenta corporativa.

¿Cómo enfrentar un escándalo que involucra a nuestra corporación? ¿qué hacer, o qué no hacer para salir del vendaval? ¿Por qué esperar a que el barco se esté hundiendo cuando se  tiene la oportunidad de corregir el rumbo para llevar la nave hacia aguas seguras?

Helio Fred García, presidente de Logos Consulting Group y uno de los principales expositores del 3er Congreso Internacional de Relaciones Públicas y Encuentro Latinoamericano IPRA, dedica gran parte de su tiempo a ayudar a las grandes organizaciones a enfrentar sus crisis.

Con esta enorme experiencia, nos brinda a continuación una lista de  los 10 errores garrafales, más comunes en una gestión de crisis:

1. Taparse los ojos: Lamentablemente, muchas compañías hacen caso omiso del problema y recién abren los ojos cuando es demasiado tarde.

2. Negar el problema: Admiten la existencia de un conflicto pero, otra vez, se rehúsan a admitir que sea serio. Parafraseando sus comentarios, podemos encontrar frases como “no es nada, podemos encargarnos de eso”.

3. Minimizar el problema: Finalmente reconocen y admiten el aprieto pero aseguran que la empresa no tiene gran responsabilidad en el asunto.

4. Inducir al error: Las verdades a medias que empiezan a dar solo provocan que se caiga en muchos errores.

5. Mentir: Cuando las corporaciones caen en la cuenta de que no funcionó decir algo literalmente cierto para inducir a la desinformación, optan por mentir. Un caso mundialmente conocido fue el escándalo de infidelidad del ex presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, quien llegó a declarar tajantemente que él no había tenido relaciones sexuales con su secretaria.

6. No revelar la magnitud del problema: Cuando las firmas revelan poco a poco o a “cuenta gotas” los hechos críticos del problema pero no la totalidad del asunto, los periodistas investigan más y más, y al encontrar detalles ocultos, aparecen más notas polémicas para las empresas.

7. Buscar culpables: Las empresas buscan responsabilizar a otras compañías y/o terceros y no asumen los errores u omisiones cometidos.

8. Revelar aspectos negativos anteriores: Los portavoces “confiesan” todas las falencias y hechos negativos que hayan sucedido anteriormente, lo que sobredimensiona un hecho.

9. No reaccionar: El miedo petrifica a los directivos quienes no atinan a emprender ninguna acción. Es muy probable que el problema se haya podido resolver en un primer nivel.

10. Rechazar advertencias: A pesar de las notificaciones y consejos hechos por los colaboradores, los jefes, en vez de enterarse y emprender acciones correctivas, los reprenden.

Fred García, con 30 años de experiencia y tras haber asesorado a más de 250 CEO´s de las empresas más grande del mundo,  estará presente en el bloque de Crisis Management, su ponencia permitirá que los asistentes al 3er Congreso Internacional de Relaciones Públicas y Encuentro Latinoamericano IPRA, conocer cómo desarrollar y dirigir estrategias integrales para construir confianza en situaciones de crisis en sus organizaciones.

 Esté artículo fue publicado inicialmente en la página oficial del Congreso del IPRA.

Más artículos

El mensaje es de dos

El derecho a la libre expresión es un recurso del que podemos hacer uso gracias al paso del tiempo y

El mal timing

A través de los años aprendemos el valor que tienen nuestras palabras.  La vida nos enseña que debemos ser cuidadosos