“U” de Adolfo Domínguez abre sus puertas en el país

La firma está presente en más de 35 países, cuenta con más de 470 puntos de venta en España, donde factura el 75% de la producción.

Con un cóctel de inauguración, la tienda “U” de Adolfo Domínguez abre sus puertas en Novo-Centro para llevar vanguardia en la moda a los dominicanos.

La línea urbana y casual de Domínguez está pensada y diseñada para el día a día del ser humano. “U” también se destaca por el uso de materiales de primera calidad y el cuidado con que se emplean las formas en los diseños.

Mariela y Leonor García, representantes de la franquicia española, dicen que U viene a completar el guardarropa de todos. “Y permitirá andar cómodos pero elegantes”, enfatizaron.

La versatilidad, frescura y un equilibrio entre precio y calidad caracterizan al modisto español. «Para mí, la manera en que vestimos refleja lo que somos. Y en cada rostro está escrita la historia de cada ser humano”, asegura Domínguez.

La firma está presente en más de 35 países, cuenta con más de 470 puntos de venta en España, donde factura el 75% de la producción.
En la actualidad, “Adolfo Domínguez” está inmerso en un proceso de expansión internacional. En los últimos cinco años ha duplicado sus puntos de venta hasta alcanzar la cifra de 600 establecimientos. El objetivo a corto plazo es el de vender la mitad de la producción en el extranjero.

Además de toda Europa, Adolfo Domínguez tiene presencia en Chile, Costa Rica, los Emiratos Árabes Unidos, Eslovenia, Irán, Uruguay, Chipre, Ecuador, Perú, Guatemala, El Salvador, Panamá, Estados Unidos, República Dominicana, entre otros.

De acuerdo al Reputation Institute, Adolfo Domínguez representa unas de las 30 empresas más populares de España. Además, Interbrand la eligió como una de las compañías españolas más importantes a nivel internacional.

Más artículos

El mensaje es de dos

El derecho a la libre expresión es un recurso del que podemos hacer uso gracias al paso del tiempo y

El mal timing

A través de los años aprendemos el valor que tienen nuestras palabras.  La vida nos enseña que debemos ser cuidadosos