El mal timing

A través de los años aprendemos el valor que tienen nuestras palabras.  La vida nos enseña que debemos ser cuidadosos con lo que expresamos, sobre todo en tiempos donde las emociones se encuentran a flor de piel.

Esta lección acaba de ser experimentada por el artista Ala Jazá, a través de su comentario emitido por sus redes sociales a tan solo horas del fallecimiento de la leyenda #JohnnyVentura, considerado el artista valorado y con mayor reconocimiento mundial del merengue, género musical que compartían oficio ambos.

Su comentario generó rechazo inmediato por parte de la población, que se sentía triste y ultrajada por la  pérdida a destiempo de un grande de la música y un embajador de lo mejor de la dominicanidad.

Una vez más somos testigos del poder que tienen las redes sociales para enaltecer la imagen de una personalidad o en este caso, crear una crisis que repercuta de manera inmediata en la percepción del público y en su carrera artística.

Esta situación ha traído como consecuencia el repudio de los dominicanos ante la persona del artista Ala Jazá y su música. Su cuenta de Instagram verificada con más de 1 millón de seguidores ha sido eliminada, los medios radiales están sacando de su listado de reproducción las canciones del artista y se solicita a toda la clase del medio artístico no crear relaciones ni proyectos que lo involucren. Muy a pesar de varios intentos y extensas disculpas realizadas por el exponente merenguero.

La prudencia es una virtud que ante momentos de presión debemos poner en práctica, para esto es necesario detenerse a pensar antes de actuar. Este será nuestro mayor aliado a la hora de comunicar y emitir opiniones, siempre recordando que nuestras acciones deben sumar ante cualquier escenario porque de lo contrario, resta.

Si ya ha ofrecido sus disculpas de forma pública, la pregunta más importante en estos momentos es ¿qué se puede hacer para cambiar la percepción del público y reparar su imagen? Actuar de manera positiva, crear contenido que aporte, realizar una reestructuración junto a su equipo de trabajo de su marca personal.

Es esencial demostrar su calidad como persona y artista, ambas puestas en duda. Resaltar sus valores como ser humano y capacidad artística, a su vez debe trabajar con expertos en el área de manejo de reputación online para así realizar una estrategia que permita mejorar su huella digital.

Un gran porcentaje de las crisis que inician en los medios digitales surgen a raíz de cómo las marcas se comunican, recordemos la importancia del verbo. Definitivamente la manera en cómo nos expresamos es un reflejo de lo que somos.

Más artículos

El mensaje es de dos

El derecho a la libre expresión es un recurso del que podemos hacer uso gracias al paso del tiempo y

El mal timing

A través de los años aprendemos el valor que tienen nuestras palabras.  La vida nos enseña que debemos ser cuidadosos